logo

 

 

estaticallibreta

Dimecres, 08 Gener 2014 08:47

La motivación del entrenador

Escrit per Joan Enric Garcia
Valorar aquest article
(0 vots)

La victoria, la derrota, el detalle técnico, la parte táctica, la táctica individual… Vivimos un deporte rico en conceptos y amplio en alternativas, desarrollos y soluciones a los diferentes problemas que se nos presentan, tanto en ámbito individual, como en el de equipo. A nivel personal, como entrenador, la mayoría de estas ideas se desarrolla en un tiempo específico, en el cual incluimos entrenamientos y partidos, a partir de un trabajo previo.

Pero hoy no voy a entrar a discutir planificaciones y métodos de trabajo, ni a formas y actitudes de dirigir un entrenamiento o de hablar con los jugadores, hoy mi reflexión es sobre esa parte del entrenador, esa fracción la cuál habitualmente desconocemos de nuestro entorno y que es el motor que genera la gran parte del trabajo, hoy voy a escribir sobre la motivación del entrenador. ¿Os habéis preguntado jamás que motiva a los entrenadores de vuestro entorno? A vuestros ayudantes o primeros, a aquellos entrenadores que tenéis como referencia dentro o fuera de vuestro club. ¿Qué les hace estar donde están? ¿Qué objetivos tienen a nivel personal? Aún más, os habéis hecho estas preguntas a nivel personal, ¿Conocéis las razones que os hacen ir a los entrenamientos? ¿Son de obligación o de pasión?

Es interesante pensar sobre vuestra reacción ante estas preguntas, hay gente que habrá podido responder afirmativamente a la mayoría, esas personas las admiro. Yo soy de otro grupo, un grupo que sin saber cómo dejó que sus pasiones se volvieran una obligación, donde mi verdadera razón de ser entrenador pasó a un segundo plano, eclipsada por una diversidad de razones, no menos buenas, pero si menos potentes. Cuando hablo de potencia, me refiero a la energía que ciertas personas logran transmitir, pues están conectadas a aquello que de verdad les realiza, tienen clara su motivación y es a través de ella que se impulsan para conseguir sus objetivos y así alcanzar sus metas.

Entonces, llegado ese momento, ¿Que se podía hacer? Primero, ante todo, recordé cual era mi principal motivación, la razón de porque me encanta lo que hago, que hace que quiera repetirlo y seguir trabajando en ello, que me anima a continuar sin rendirme. Aquello que no me ayuda hacer mi trabajo, sino que me permite disfrutar de él. A partir de esa idea, me diseñe un plan, unos objetivos, unos desafíos para realizarme a través de mi energía, donde y cuando llegar, haciendo lo que me gusta. Ahora estoy en camino, sigo cumpliendo aquello que me propuse y sigo generando nuevos desafíos y nuevas metas. Mi principal motivación ha evolucionado, somos personas, y estamos en constante cambio, así pues nuestras motivaciones también, pero sigo trabajando con la misma energía y alegría que el primer día, utilizando mi motivación como motor, para llegar allí donde siempre quise ir.

¿Y vosotros? ¿Tenéis claro donde vais? ¿Cual es la razón por la que entrenáis? ¿Qué es lo que de verdad os gusta como entrenadores? Y finalmente, ¿lo estáis utilizando a vuestro favor o en vuestra contra? ¿Entrenar es una pasión? ¿O una obligación?

Joan Enric Garcia @houdini4

 

Llegir 3157 vegades Darrera modificació el Dimarts, 06 Gener 2015 21:08

Amb el suport de:

logo curt                             FCBQlogo                                logo diba                               spalding                   

Aquesta web utilitza cookies per millorar la teva experiència. Si hi estàs d'acord apreta el botó per acceptar-ho. .